+34 938 100 342 +34 636 119 559 BasqueCatalanEnglishFrenchGermanPortugueseRussianSpanish

Ha sucedido en Australia. Tras varios años de rastreo con un detector de metales, un jubilado encontró su recompensa hallando una roca de más de dos kilos valorada en unos 68.114 euros (110.000 dólares australianos).

Según informan medios australianos, el hombre que no quiso ser identificado,estuvo investigando y rastreando la zona de Goldfields, en el estado de Australia Occidental. Tras mejorar la tecnología de su rastreador, logró encontrar la pepita de oro. Una pieza que pesa unos 3,23 kilos y que contiene 68 onzas de oro.

Estaba (enterrada) a mucha profundidad, a unos 800 milímetros en tierra de arcilla y tardé más de dos horas de excavación cuidadosa para sacarla”

“Estaba (enterrada) a mucha profundidad, a unos 800 milímetros en tierra de arcilla y tardé más de dos horas de excavación cuidadosa para sacarla”, dijo el descubridor en declaraciones a los medios difundidos por la agencia APP.

El aficionado a la detección metálica, ha decidido llamar a la pieza “The Duck’s Foot” debido a su forma.

[FUENTE]

 

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Fabricante
X