+34 938 100 342 +34 636 119 559 BasqueCatalanEnglishFrenchGermanPortugueseRussianSpanish

El impresionante hallazgo de un afortunado entusiasta de los detectores de metales es una primicia en la historia británica, según los arqueólogos. Una gran cantidad de antiguos artefactos de bronce romano, que incluye una escultura de un perro “lamiendo” nunca antes encontrado en Gran Bretaña.

El descubrimiento del siglo IV fue realizado por los detectores de metales Pete Cresswell y su cuñado Andrew Boughton en Gloucestershire. El perro lamedor es un ejemplo de una estatua sanadora, y puede estar vinculado a un templo romano de curación en Lydney.

“Es un gran privilegio poder contribuir a la historia local y británica.”

Los expertos dijeron que también había la posibilidad de que un templo romano no descubierto previamente pueda ser situado en otra parte del condado. Los artefactos parecen haber sido deliberadamente rotos y ocultos – con la excepción de la estatua del perro, que permanece intacta. Los arqueólogos creen que los objetos podrían haber sido almacenados por un trabajador metalúrgico que pretendía recuperarlos en una fecha posterior para fundirlos y volverlos a fundir.

Los artefactos son de tal importancia que deben conservarse en condiciones especiales por motivos de seguros, y actualmente se almacenan en el museo de Bristol, donde se están fotografiando y catalogando en una base de datos en línea. Los expertos están juntando las pistas, y los hallazgos serán presentados por el Museo Británico en un evento de lanzamiento que probablemente tendrá lugar a finales de año.

Cresswell, de Gloucestershire, dijo:”No todos los días se encuentra con un tesoro de bronce romano. Hemos estado detectando metales durante 40 años combinados, pero este es un descubrimiento único en la vida. Tan pronto como me di cuenta de que los artículos eran de importancia histórica me puse en contacto con el equipo de arqueología local, que estaban igualmente emocionados por el hallazgo.

El arqueólogo Kurt Adams, el funcionario de enlace de Gloucestershire y Avon, dijo:”Este tesoro romano data del siglo IV y contiene en su mayor parte objetos que se han roto deliberadamente, desde pequeños accesorios para embarcaciones hasta una gran estatua de bronce.

“Lo más asombroso de todo es una estatua completa y minuciosamente detallada de un perro de pie, que es un hallazgo único para la arqueología británica.”

La localización exacta del descubrimiento no está siendo revelada.

Fuente: AP/The Guardian, 27 de septiembre de 2017: https://goo.gl/t6dsAE

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Fabricante
X