+34 938 100 342 +34 636 119 559 BasqueCatalanEnglishFrenchGermanPortugueseRussianSpanish

Las aldeas de Vurberk y Krvecina, situadas al este de Eslovenia, fueron ayer evacuadas para desactivar una bomba de 250 kilogramos de la Segunda Guerra Mundial, encontrada por un ciudadano la semana pasada.

El artefacto había sido hallado en un bosque cercano por un habitante de Vurberk que, con un detector de metales, buscaba un supuesto tesoro escondido por un grupo filonazi local durante la Segunda Guerra Mundial, informa el diario local “Delo”.

Con la ayuda de sus hijos, trasladó la bomba al patio de su casa, poniendo en gran peligro a su familia y a los vecinos cercanos.

El hombre, que probablemente será procesado, dificultó la desactivación de la bomba por haberla movido de sitio. El proceso, es una de las intervenciones más arriesgadas jamás realizadas por la policía especial eslovena, aseguran expertos locales.

RECUERDA! CUALQUIER HALLAZGO HISTÓRICO DEBE SER NOTIFICADO A LAS AUTORIDADES CORRESPONDIENTES!

BIEN POR EL DETECTOR… MUY MAL POR EL DETECTORISTA!

En total, tuvieron de abandonar sus casas 450 vecinos de ambas aldeas, informó la agencia de noticias eslovena STA. Se trata de una bomba de la aviación estadounidense, que no explotó tras un bombardeo de la zona, al final de la Segunda Guerra Mundial.

La bomba está considerada como especialmente peligrosa por tener un mecanismo de ignición química que debería reaccionar a las menores sacudidas, de modo que la prensa considera un “milagro” que no haya estallado durante su traslado.

Los expertos estiman que la desactivación durará varias horas, y hasta que no termine estarán cerradas todas las carreteras locales, incluida la regional Maribor-Ptuj, así como el espacio aéreo sobre la zona.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Fabricante
X